Los espacios de la biblioteca

Escala de honor y vestíbulo

La entrada principal introduce al visitante a un santuario laico consagrado a la Libertad. La reproducción de la estatua de la Libertad de Nueva York da la bienvenida, aludiendo con la inscripción de su tabla, “Alma Libertas”, su función de proveedora de alimento intelectual. Al bajar las escaleras, se puede ver el busto de Rossend Arús con dos placas: la primera dedicada a él, por la donación de la Biblioteca y la casa al pueblo de Barcelona, y la segunda a Valentí Almirall y Antoni Farnés, los organizadores de la Biblioteca.

Escala de honor
y vestíbulo

Pasillo izquierdo

Este pasillo lleva hacia la sala de actos y la de música. En el expositor se pueden encontrar libros y objetos en venda, de los que destacan algunas obras de Rossend Arús, como su Cartes a la dona, o un abrecartas inspirado en la espada masónica que se utilizaba en su logia.

Pasillo
izquierdo

Pasillo derecho

Aquí encontrareis el antiguo catálogo de fichas, aún en uso hoy en día para buscar información sobre el fondo patrimonial. Se trata de diversos catálogos organizados alfabéticamente según autor, materia y título de publicaciones en serie. También hay un catálogo cronológico de fondo de las publicaciones en serie y otro de material no bibliográfico. También hay ordenadores para realizar búsquedas en el catálogo online.

Pasillo
derecho

Sala de exposiciones

La Biblioteca se concibió con tres objetivos: formar, informar y entretener el público de Barcelona. Por ese motivo, desde el principio, dispuso de una sala de exposiciones donde mostrar las piezas más emblemáticas del fondo, documentos importantes de la historia de la imprenta, etc. Hoy en día, se sigue con esa tradición, y se organizan exposiciones relacionadas con las especialidades de la Biblioteca.

Sala
de exposiciones

Sala de lectura

Esta sala de lectura conserva la disposición original de 1895. Es la más luminosa de toda la Biblioteca, con ventanales y una elaborada farola central. En las paredes se pueden ver dieciocho retratos y cuarenta y un nombres de personajes ilustres de la historia, sean filósofos, científicos o artistas. Antaño hubo también nueve plafones en el techo con imágenes de museos, bibliotecas y centros educativos del mundo, como el Museo del Louvre o la Universidad de Yale, pero debido a los veintiocho años de cierre que sufrió la Biblioteca, esas pinturas se degradaron de un modo irreparable.

Sala
de lectura

Sala de actos

Originalmente era la segunda sala de lectura, que con los años se convirtió en sala de actos. El techo está decorado con plafones de motivos florales y geométricos azules, y conserva las magníficas estanterías y la araña central. Hoy por hoy se realizan aquí gran cantidad de actividades.

Sala
de actos

Sala de música

Suelo de mármol con formas geométricas y techo con plafones pintados con motivos y relieves florales. En esta sala los usuarios podían venir a interpretar las partituras de la Biblioteca en el piano o el armonio, pues los organizadores consideraron que la música debería formar parte de la cultura de las personas. Tiene dos armarios de la vivienda de Arús con dos placas gravadas representativas de su pensamiento: “Como más ilustración tiene un pueblo, más lejos está del absolutismo” y “La palabra sagrada para todo hombre honrado es adelante”.

Sala
de música